Érase una vez en Cuba

[la negrita es mía]

Fidel

“F.C. […] Creo que Stalín cometió errores muy grandes, pero también tuvo aciertos grandes. Creo que Stalín tuvo un papel importante en la Revolución de Octubre y en la guerra contra la intervención extranjera después de la revolución, eso es conocido históricamente. Stalín desempeño un papel importante en la industrialización de la Unión Soviética, y en la gran guerra patria y la reconstrucción del país. Esos son hechos objetivos.

T.B. Algunos dicen que la Unión Soviética gano la guerra a pesar de Stalin…

F.C. Tomas, yo tenía opiniones criticas desde hace muchos años sobre Stalín en muchos terrenos, por eso creo que me siento con cierta autoridad para tratar de ser objetivo en todo esto. A mi me parece que equivale a un simplismo histórico atribuirle a Stalin la culpa de los fenómenos que han pasado en la Unión Soviética, porque ningún hombre podía, unipersonalmente, crear determinadas condiciones. […]

Si se habla a grandes rasgos de los méritos de Stalin, está el mérito de que llegó a establecer la unidad de la Unión Soviética, consolidó lo que había iniciado Lenin, la unidad del partido, le dio impulso al movimiento revolucionario internacional, no hay duda; la industrialización de la Unión Soviética fue un gran acierto, un gran esfuerzo y un gran mérito de Stalin, y creo que eso fue decisivo en la capacidad de resistencia de la Unión Soviética. Un gran mérito de Stalin —o del colectivo que estaba con Stalin, pero ya que le echan toda la culpa a él y se están individualizando los méritos y los errores, aunque hubo méritos de muchos y errores de muchos— y un gran acierto fue el programa de traslado de la industria bélica y de las industrias estratégicas fundamentales para Siberia y para las profundidades de la Unión Soviética.

Creo que en la guerra, una vez iniciada, supo dirigir a la Unión Soviética.

[…] se convierte en un líder militar capaz, porque nadie más que él podía ejercer esas funciones, nadie tenía la autoridad, el prestigio, el poder que tenía él para llevar a cabo ese papel, y entonces se consagró a la defensa de la Unión Soviética, y, según dicen muchos de los generales —Zhukov y los más brillantes generales soviéticos—, Stalin tuvo un papel importantísimo en la defensa de la Unión Soviética en la guerra contra el nazismo. Eso es reconocido por todos.

Creo que tiene que llegar el momento en que se haga el análisis imparcial del personaje y ahora no le echen la culpa de todo lo que pasó […]

[…] es decir, lo que se conoció fue una superpotencia, la Unión Sovietica era una verdadera superpotencia. Ahora, ¿tuvo algo que ver o no Stalin en el desarrollo esa superpotencia? Tuvo que ver. ¿Cómo ahora le van a echar la culpa a Stalin, sencillamente, de todo lo que ha en la Unión Soviética? Creo que eso sería un simplismo historico, y no me conformo con aceptar una imputacion semejante. […] ¿A cuanta gente se le podría echar la culpa por ese camino? Terminan echándole la culpa a Dios porque no le dio mas salud a Lenin para que viviera 15 o 20 años mas.

[…] Hay que ser objetivos, analizar todos los errores políticos y de principios cometidos por Stalin, analizar los aciertos y profundizar en los factores que realmente dieron lugar a la destrucción de la Unión Soviética y en la verdadera responsabilidad que tiene cada cual. La construcción del socialismo en la URSS fue la primera experiencia de ese tipo en la historia de la humanidad. No ha habido ningún proceso revolucionario sin errores, no ha habido ninguna revolución sin grandes errores. Piensa en la Revolución Francesa, en las revoluciones clasicas, en las revoluciones históricas. Piensa dentro del ámbito latinoamericano en la Revolución Mexicana, un importante acontecimiento histórico que precedio a la Revolución Bolchevique; hubo de todo: violencia, violaciones de la legalidad. Y en Francia ¿las hubo o no las hubo? Y cuando vino la Restauración, ¿hubo o no hubo mas violaciones de la legalidad? En todas las revoluciones se han producido esos fenómenos. […] ¿se podría concebir una revolución en el viejo imperio de los zares sin muchos errores? No se podría concebir”. [enlace]

Ernesto Guevara

Carta del Che Guevara a Armando Hart Dávalos, Dar-Es-Salaam, Tanzania (4/XII/1965)

[…] en Cuba no hay nada publicado, si excluimos los ladrillos soviéticos que tienen el inconveniente de no dejarte pensar […]. Como método, es lo más antimarxista, pero además suelen ser muy malos. […]

Si le das un vistazo a sus publicaciones podrás ver la profusión de autores soviéticos y franceses que tiene. Esto se debe a comodidad en la obtención de traducciones y a seguidismo ideológico. Así no se dá cultura marxista al pueblo, a lo más, divulgación marxista, lo que es necesario, si la divulgación es buena (no es este el caso), pero insuficiente. […]

Aquí sería necesario publicar las obras completas de Marx y Engels, Lenin, Stalin [“Stalin” subrayado por el Che en el original] y otros grandes marxistas. […]

Aquí vendrían los grandes revisionistas (si quieren pueden poner a Jruschov), bien analizados, más profundamente que ninguno, y debía estar tu amigo Trotsky, que existió y escribió, según parece. […]

Es un trabajo gigantesco, pero Cuba lo merece […].

“En El Paso tuve la oportunidad de pasar por los dominios de la United Fruti convenciéndome una vez más de lo terrible que son esos pulpos capitalistas. He jurado ante una estampa del viejo y llorado camarada Stalin no descansar hasta ver aniquilados estos pulpos capitalistas”. [Carta del Che a su tía Beatriz desde Costa Rica 10 de diciembre de 1953]

“En los llamados errores de Stalin esta la diferencia entre una actitud revolucionaria y otra revisionista. Se debe ver a Stalin en el contexto histórico en el que se desarrollo, no debe vérselo como una especie de bruto sino que se lo debe apreciar en ese contexto histórico particular..Yo he llegado al comunismo por papa Stalin y nadie puede decirme que no lea su obra. Lo he leído aun cuando era considerado muy malo leerlo, pero ese era otro tiempo. Y como no soy una persona no demasiado brillante y además testaruda continuare leyéndolo”. (#)

“Mi deber como comunista marxista-leninista es desenmascarar a la reacción oculta tras el revisionismo, oportunismo y trotskismo y enseñar a los camaradas (tanto en acto como en potencia) que no deben aceptar como válidos los juicios contra Stalin formulados por burgueses, socialdemócratas o incluso otros pseudocomunistas lacayos de la reacción cuyo verdadero fin es dinamitar el movimiento obrero desde dentro”. (#)

Aquí hay que acordarse también de que cuando Ernesto Guevara visitó la URSS en su capacidad como uno de los líderes de la revolución cubana en noviembre de 1960, insistió en depositar un tributo floral en la tumba de Stalin, haciendo caso omiso de la recomendación del embajador cubano Faure Chomón. Es importante tener en cuenta que esto ocurrió al cabo de cuatro años después de las “revelaciones” de Jruschev sobre los supuestas crímenes de Stalin.

Juan Marinello Vidaurreta

“La desaparición de José Stalin ha conmovido a los pueblos porque él encarnaba, genialmente, la más honda y transcendental revolución de la historia, el esfuerzo para el logro de una convivencia humana, justa y feliz: el socialismo. Los trabajadores del mundo, los pueblos todos, tenían en Stalin el jefe, el guía, el maestro… El Partido Socialista Popular ha manifestado su sincero dolor por la muerte del hombre singular que llena toda su época. Seremos, como siempre, fieles a sus enseñanzas magistrales, fieles a su firmeza ejemplar, a su vigilancia revolucionaria, a su constante lección de solidaridad proletaria, a su culto por la independencia de los pueblos, a su permanente y sabia lucha por el aseguramiento de la paz”.

Salvador García Agüero

“Nadie, salvo opresores rabiosos y enanos de librea, podrá regatear el honor y la gloria de Stalin, el formidable guiador de pueblos que, ejecutando y enriqueciendo las doctrinas de Marx encabezó a los débiles, los hizo fuertes y los condujo por el camino seguro de la victoria. Por eso la muerte de Stalin nos agita con noble conmoción a las grandes multitudes de toda la tierra. Porque en él pierde no sólo su patria, sino el mundo, al dirigente sagaz y genial, realizador glorioso de una política fecunda entre todos los pueblos, de la liquidación de todas las esclavitudes”.

Blas Roca Calderio

“El papel personal de Stalin en la conducción de la clase obrera y de los pueblos hacia el socialismo, al desenmascaramiento del trotskismo y de todas las teorías anti-marxistas, y la derrota de los hitlerianos y de los militaristas japoneses, a la salvaguarda de la paz mundial y de la independencia de los pueblos, al trámite gradual del socialismo al comunismo, al enriquecimiento y desarrollo de la teoría marxista-leninista, ha sido inmenso, pues no en balde él es uno de los grandes genios de la humanidad… El comunismo cubano seguirá firmemente el camino de Stalin, el camino de la lucha por la paz, por la independencia de los pueblos, a su permanente y sabia lucha por el aseguramiento de la paz”.

Carlos Rafael Rodríguez

“El tremendo impacto de J. V. Stalin sobre la historia de nuestro tiempo está a la vista. Ninguna otra muerte ha producido ni podrá producir tan honda conmoción mundial. Ha sido la figura más descollante de las últimas tres décadas, y forma, con Lenin, la pareja de personalidades más señeras de este siglo. Esa grandeza es ya indiscutible, y quienes pretendan opacarla con insultos póstumos y calumnias envejecidas, sólo consiguen poner de relieve un odio zoológico que los disminuye.

La pérdida de Stalin es, en ese sentido, personal, irreparable… Stalin era el comunismo, Stalin era el poder soviético de los obreros y campesinos, Stalin era el Partido Comunista de la Unión Soviética. Todo eso queda, como queda la política estaliniana que, a fin de cuentas, es la política de los comunistas, de la URSS y su partido… Para nosotros, como para todos los comunistas del mundo, la muerte de Stalin nos trae el dolor de despedir al más alto maestro, al discípulo y continuador de Lenin. Pero el gran caudillo ha dejado un tesoro inapreciable que servirá para orientamos mejor… Nosotros, que hemos procurado siempre ser los abanderados de la independencia cubana y los más intransigentes defensores de las libertades públicas, rendiremos a Stalin nuestro homenaje mejor afanándonos por aprender esas enseñanzas suyas postreras”.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: