Archivos Mensuales: enero 2014

El vedado marxismo en la URSS

Mi abreviada traducción del artículo de Alexei Volynéts.

En la historia del movimiento de disidentes en la URSS, por las razones conocidas, está acentuada su parte”democrático”, pro-occidental. A los nacionalistas del “partido ruso” y a varios disidentes de izquierda se les ha prestado mucho menos atención. Pero lo menos tuvieron suerte los seguidores de Mao quienes venían desconocidos por “las voces occidentales” de aquel tiempo así como han estado omitidos por los historiadores contemporáneos. Mientras tanto, los que trataban de repetir las lecciones de la “Gran Revolución Cultural” en la URSS eran no menos numerosos que los que predicaban en la Union Soviética los modelos de la democracia occidental.

Después de la muerte de Stalin, y sobre todo después del XX Congreso del PCUS, para muchos ciudadanos soviéticos que sinceramente creían en el comunismo, Mao Zedong de una manera natural se hizo el líder del movimiento comunista internacional. El compañero Mao, viejo guerrillero emérito quien había llevado bajo la bandera roja al pueblo más numeroso del planeta, a título del líder internacional reconocido por todos les salía ganando evidententemente a los burócratas profesionales con biografías indistintas del tipo Jruschov.

Y éste sintió ese malestar muy rápido. Por poner un ejemplo: En marzo de 1962 el trabajador cuadragenario Kulakov, el miembro del PCUS, quien trabajó en la construcción de la central hidroeléctrica de Bratsk, le envió una carta a Jruschov. En esta carta el proletario le escribió sin tapujos al primer secretario del Comité Central: “La mayor parte del pueblo soviético considera a Usted como el enemigo del partido de Lenin y Stalin. En pocas palabras, eres un trotskista sobreviviente […] Lenin soñaba que China fuera un amigo del pueblo soviético, el compañero Stalin cumplió este sueño, mientras que tú has roto esta amistad. Mao está en contra de que difames al partido de Lenin y Stalin. Ellos marchaban valientemente contra los enemigos de la revolución y en una batalla abierta salían ganando y no tenían miedo ante las cárceles, mientras que tú eres un cobarde y provocador. Al estar vivo Stalin, fuiste tú quien le daba besos al culo y ahora estás tirándolo por el barro […]”

Sigue leyendo

Anuncios

E pluribus unum

Ref.: http://jovencuba.com/2014/01/08/2014-ano-de-la-moneda-decisiva/

==la URSS, que era el epìtome del socialismo, y desapareció por ser una forma de producir disfuncional. ==

Perdone, pero cada vez que yo leo o escucho las palabras “el socialismo no funciona” o algo así, mi mano se extiende a… algo pesado. A “Das Kapital”, por ejemplo : ) ¿Acaso Usted no se percata de que este frase está privada de algún sentido hasta desde el punto de vista de la lógica formal? En la misma medida que, por ejemplo, la frase “El hombre es una mierda”. O “lo que este chófer borracho quebrantó su carro, demuestra que los carros no funcionan”.

¿Qué es este “el socialismo”, en general? Como Usted debe de saber, en su Manifiesto del Partido Comunista Marx y Engels ya en 1848 analizaron en breves palabras al menos 5 socialismos: el feudal, el pequeñoburgués, el alemán o “verdadero”, el burgués o conservador, el crítico-utópico. Cuántos “socialismos” han aparecido (tanto en teoría como en la práctica) desde aquel entonces, hasta no lo me puedo imaginar.

La frase “la URSS, que era el epìtome del socialismo” también no tiene ningún sentido – aparte la desacertada palabra “epìtome” – porque había al menos 2 URSSes que eran antagónicas en las cuestiones fundamentales: la de Lenin/Stalin y la de Jruschov/Brezhnev. ¿Usted quiere decir que la primera era disfuncional económicamente? Bueno, le invito a Usted a argüir este enunciación, por muy desagradable que me sea ver a un hombre joderse en público : )

En cuanto a la segunda URSS – ¿Usted cree que ella era un (o “el”, según Usted) socialismo? ¿Solo por aquel razón que se proclamaba como tal? Bueno, entonces me autoproclamo Enrico Caruso y conque le doy el argumento contundente de sostener que Caruso no sabe cantar. La vieja broma a propósito. Un judío al otro: “Sabes, no me gusta este Caruso vuestro” – “Oh, ¿lo has oído cantar?” – “A él, no, propiamente, pero Rabinovich me lo ha tarareado”.

El problema es que la gente en su abrumadora mayoría prefieren oir no a carusos sino a rabinoviches. A propósito practico un entretenimiento desde un rato – preguntar a ex-soviéticos sobre sus nociones acerca del socialismo etc. Pues, si la risa prolonga la vida, debo de haber prolongado la mía considerablemente. El nivel de la comprensión muy semejante a la de aquella guajira que dijo, asustada, que el Che no podía ser un comunista porque era un hombre bueno. Lo más triste en todo eso que mi propio nivel de la comprensión está lejos del satisfactorio por ahora – qué hablar de… O no, lo que es aún más triste es que el dicho nivel de muchos cubanos está lejos del necesario – por lo que puedo ver, por supuesto, a través de la lente deformada de la blogoesfera.

Sigue leyendo