El vedado marxismo en la URSS

Mi abreviada traducción del artículo de Alexei Volynéts.

En la historia del movimiento de disidentes en la URSS, por las razones conocidas, está acentuada su parte”democrático”, pro-occidental. A los nacionalistas del “partido ruso” y a varios disidentes de izquierda se les ha prestado mucho menos atención. Pero lo menos tuvieron suerte los seguidores de Mao quienes venían desconocidos por “las voces occidentales” de aquel tiempo así como han estado omitidos por los historiadores contemporáneos. Mientras tanto, los que trataban de repetir las lecciones de la “Gran Revolución Cultural” en la URSS eran no menos numerosos que los que predicaban en la Union Soviética los modelos de la democracia occidental.

Después de la muerte de Stalin, y sobre todo después del XX Congreso del PCUS, para muchos ciudadanos soviéticos que sinceramente creían en el comunismo, Mao Zedong de una manera natural se hizo el líder del movimiento comunista internacional. El compañero Mao, viejo guerrillero emérito quien había llevado bajo la bandera roja al pueblo más numeroso del planeta, a título del líder internacional reconocido por todos les salía ganando evidententemente a los burócratas profesionales con biografías indistintas del tipo Jruschov.

Y éste sintió ese malestar muy rápido. Por poner un ejemplo: En marzo de 1962 el trabajador cuadragenario Kulakov, el miembro del PCUS, quien trabajó en la construcción de la central hidroeléctrica de Bratsk, le envió una carta a Jruschov. En esta carta el proletario le escribió sin tapujos al primer secretario del Comité Central: “La mayor parte del pueblo soviético considera a Usted como el enemigo del partido de Lenin y Stalin. En pocas palabras, eres un trotskista sobreviviente […] Lenin soñaba que China fuera un amigo del pueblo soviético, el compañero Stalin cumplió este sueño, mientras que tú has roto esta amistad. Mao está en contra de que difames al partido de Lenin y Stalin. Ellos marchaban valientemente contra los enemigos de la revolución y en una batalla abierta salían ganando y no tenían miedo ante las cárceles, mientras que tú eres un cobarde y provocador. Al estar vivo Stalin, fuiste tú quien le daba besos al culo y ahora estás tirándolo por el barro […]”

Por esta carta Kulakov fue acusado de la “propaganda antisoviética” y condenado a un año de prisión. Y las intervenciones como ésta, a menudo públicas, fueron no pocas en aquel entonces. El 18 de marzo del mismo año 1962, durante las elecciones al Soviet Supremo de la URSS en Kiev, el presidente del koljós Boris Lóskutov, el militante del PCUS, distribuyó las octavillas con el texto siguiente: “¡Viva el gobierno leninista sin el charlatán y traidor Jruschov! La política de este insensato condujo a la pérdida de China, Albania y millones de nuestros antiguos amigos. Nuestro país está llevada a un callejón sin salida.¡Apretemos las filas! ¡Salvemos a la Patria!” El arrestado presidente del koljós fue condenado a cuantro años de prisión.

El 18 de julio de 1963 en la cuidad de Mena en Ucrania, Ivan Panasetsky, el pintor del teatro, de 27 años de edad, hizo y pegó las pancartas con las consignas: “La anarquía jruschoviana mataba por decir la verdad bajo Stalin para usurpar el poder después”, “¡Abajo la anarquía jruschoviana! ¡Viva el Partido Comunista de China!”, “¡Viva Mao Zedong – el líder de los trabajadores del mundo “!

En la noche del 3 al 4 de agosto de 1963 en Batumi (Georgia), donde una vez el joven Stalin había comenzado su actividad práctica revolucionaria, tres ciudadanos de la URSS – de 28, 24 y 23 años, todo los tres los militantes del Komsomol, pegaron por la ciudad las octavillas en las cuales exigieron el derrocamiento de Jruschov y la defensa del honor de Stalin. En las octavillas los jóvenes comunistas escribieron: “¡Nuestro líder es Mao Zedong!” y “La URSS necesita a un Mao Zedong”.

El 1 de junio de 1964 en Donetsk (Ucrania), el minero de 37 años Vasily Poluban pegó por la ciudad las octavillas con las llamadas: “¡Mantengan el contacto con la China popular-democrática que lucha por la paz y la democracia en todo el mundo! ¡Lenin! ¡Stalin! ¡Abajo Jruschov!”, “Lenin y Stalin vivirán para siempre. ¡Fuera la dictadura jruschoviana que le ensucia los sesos a la clase obrera!”, “¡Viva el partido de Lenin y Stalin que lleva a la victoria, a la consolidación del comunismo! ¡Abajo Jruschov! ¡Vivan los amigos de China!”.

Esto han sido sólo unos pocos ejemplos de la disidencia “roja” en aquellos años, cuando el líder formal de la URSS Jruschov fue contrapuesto al líder informal del movimiento comunista internacional Mao. Semejantes estados de ánimo, entre otras cosas, contribuyeron a la exoneración de Nikita Jruschov en 1964. Pero y después de su destitución los intervenciones de ciudadanos soviéticos en apoyo de las ideas de Mao no se acabaron. Tanto más que en China se observaba entonces el vértice de la Revolución Cultural, por lo tanto mucha gente soviética no tenía nada en contra de aplicarles a sus burócratas la práctica de los Hong Wei Bing (guardias rojos).

De enero a marzo de 1967 en Moscú, el estudiante de la escuela técnica de aviación A.Makovsky (de 21 años) distribuía repetidamente las octavillas en las que, según lo escrito en su expediente por los interrogadores de la Fiscalía General de la URSS, “predicaba ciertas ideas de Mao Zedong”. Una parte de esas octavillas fue esparcida en la Plaza Roja, cerca del Kremlin. Dicho sea de paso que esta acción había tenido lugar un año antes de la “demostración de los siete” en agosto de 1968 que de inmediato fue propagada ampliamente y enarbolada por todos los medios de comunicación occidentales.

El 13 de febrero de 1967 en Komsomolsk-na-Amure el militante de Komsomol de 20 años, ingeniero V.Ermojin, el militante de Komsomol de 21 años, estudiante de medicina M.Chirkov y el militante del PCUS de 30 años, buzo profesional P.Korogodsky pegaron las octavillas en las cuales estuvo escrito, entre otras cosas: “¡Mao Zedong es el sol brillante para nuestros corazones! ¡Comunistas proletarios, luchen contra la pandilla de revisionistas modernos, sucesores de Jruschov!”

Casi al mismo tiempo, el 16 de febrero de 1967, en otro extremo de la URSS, en Donetsk ucraniano, el minero de 35 años P.Melnikov fijó en el tablero con pancartas su octavilla en donde enaltecía a Mao Zedong y llamaba al derrocamiento de Brezhnev.

Esto han sido sólo algunos ejemplos de semejantes acciones que quedaron conservados para nosotros en los expedientes de la Fiscalía General y del KGB. Pero además de tales intervenciones personales, en la Unión Soviética de aquellos años surgían también los círculos organizados de la “clandestinidad comunista” que se apoyaban en las ideas y consignas de la revolución maoista.

Uno de los primeros grupos de este tipo surgió en 1964 en Ucrania, en la región de Jarkov donde las palabras “tradiciones proletarias” aún no se hicieron completamente la frase hecha de la propaganda tardía soviética. Allí, en la ciudad de Balakleya se formó el grupo marxista “El partido revolucionario comunista de obreros y campesinos”. Sus fundadores eran los hermanos Adolf y Vladimir Romanenko. Vladimir (35 años) trabajó como electricista en Jarkov, luego estudió en la Facultad del Periodismo en la Universidad de Leningrado. Su hermano Adolf (33 años) trabajó en el periódico distrital “Hoz y martillo”.

En septiembre de 1964, los hermanos Romanenko prepararon un proyecto del programa de su partido en el que se decía, entre otras cosas:

“La brecha entre los salarios del trabajador promedio, por un lado, y los especialistas de alto rango así como los burócratas del PCUS, por otro lado, sigue aumentándose cada día más. […] Hasta hoy día la burocracia y incluso los órganos del llamado control estatal-partidario siguen robando el plusproducto de los productores del mismo […]

La aserción de que la dictadura de la clase obrera haya caído en desuso, le conviene no a la clase de obreros, no a la clase de campesinos, sino a los que padecen dolor de muelas en cuanto se menciona la dictadura de la clase obrera, para quienes sería más cómodo robar el plusproducto en el marco de un Estado semi-burgués “de todo el pueblo”. Cuando el partido en el poder no lucha contra esto, sino contribuye a esto jurídicamente, entonces este partido es un partido pequeñoburgués. […]

El PCUS agotó sus capacidades de un partido político que fuera capaz de llevar tras de sí las masas por el camino esbozado por el prócer Lenin. […] Por lo tanto ya no se puede dilatar. Hay que pertrechar lo más pronto posible a la clase de obreros y el campesinado koljosiano con una verdadera teoría revolucionaria marxista. […] Para eso es necesario crear en todas las plantas, fábricas, koljoses y sovjoses, instituciones docentes y unidades militares las organizaciones que vayan a explicar la esencia revisionista de los planteamientos del nuevo programa del PCUS”.

En 1965-1967 en Moscú funcionaba un pequeño grupo marxista que fue encabezada por dos colaboradores científicos del Instituto de la economía del sistema socialista mundial – el ciudadano chino de 35 años Go Dang Tsin y el ciudadano de la URSS de 30 años G.Ivanóv. Ellos juntos divulgaban en Moscú la literatura propagandista china así como crearon una serie de sus propios materiales propagandistas que ellos llamaron “El manifiesto del socialismo (Programa del Partido revolucionario socialista de la Unión Soviética)”. En febrero de 1967 Go Dang Tsin y Ivanóv fueron arestados por el KGB.

En 1968 en Moscú el albañil de 30 años G.Sudakóv y su hermano de 20 años V.Sudakóv crearon un pequeño grupo llamado “La Unión de la lucha contra el revisionismo”. De febrero a junio de 1968 ellos divulgaban la literatura recibida de China revolucionaria así como sus propias octavillas que habían sido imprimidas por los hermanos en un primitivo utillaje tipográfico manufacturado.

El 24 de febrero de 1976, al mismo día que comenzó el XXV congreso del PCUS, en el centro de Leningrado cuatro jóvenes dispersaron y pegaron a las casas más de 100 octavillas manuscritas que se concluían con el llamamiento: “¡Viva la nueva revolución! ¡Viva el comunismo!” Sólo al cabo de unos años el KGB logró esclarecer que los participantes de esa acción eran los estudiantes universitarios del primer año A.Tsurkóv, A.Skóbov, A.Réznikov y el alumno del décimo grado F.Fomenko quienes organizaron el ilegal grupo marxista “Escuela leningradense”.

En 1977-1978 los líderes de la “Escuela leningradense” organizaron en una casa del suburbio de Leningrado la comuna donde jóvenes vivían juntos, estudiaban y después difundían entre estudiantes las ideas de Mao. Para el año 1978 la “Escuela leningradense” estableció vínculos con estudiantes simpatizantes de Moscú, Gorky, Riga y otras ciudades de la URSS. Durante el intento de organizar una conferencia ilegal de jóvenes que tuviera por objeto la creación de una gran asociación, “Unión revolucionaria comunista de jóvenes”, los líderes de la “Escuela leningradense” fueron arrestados por el KGB.

Poco tiempo después de su arresto, el 5 de diciembre de 1978 en Leningrado ocurrió un suceso sin precedentes: junto a la Catedral de Kazan (donde en 1876 tuvo lugar la primera manifestación grande de estudiantes en contra del zar) se reunieron algunas centenas de jóvenes universitarios y de escuelas quienes protestaban contra ese arresto. Cerca de 20 personas fueran detenidas. Durante el proceso contra el líder de la “Escuela leningradense” A.Tsurkóv, de 3 a 6 de abril de 1979 se reunió también una gran cantidad de estudiantes para protestar ante el juzgado. Arkady Tsurkóv fue condenado a 5 años de régimen estricto y a 2 años de confinamiento.

Pero las ideas revolucionarias maoistas iban preconizadas no sólo por estudiantes y alumnos. Los documentos muestran que hubo al menos un grupo ilegal de marxistas quienes no sólo estudiaban la experiencia y las ideas de Mao, sino participaban también prácticamente en la organización de huelgas exitosas de obreros soviéticos. Se trata del grupo político “Centro obrero” que se formó en los setenta del siglo XX en la ciudad industrial Kuibyshev (Samara). Este grupo pretendía crear un partido ilegal marxista – “El partido de la dictadura del proletariado”.

Los líderes de esta organización eran G.Isaev, de 31 años, obrero del taller de fundición, y A.Razlatsky, de 39 años, ingeniero petrolero. Fueron Isaev y Razlatsky quienes inspiraron y organizaron una serie de huelgas en las fábricas de Kuibyshev en 1974. Al cabo de dos años su organización ilegal marxista ya contaba con más de 30 activistas clandestinos. Se debe reconocer que el “Centro obrero” era una de las más exitosas organizaciones de disidentes en cuanto a los métodos del trabajo clandestino: sus activistas habían estudiado muy esmerada y determinadamente la experiencia clandestina de los revolucionarios rusos ante 1917 así como la de los guerrilleros de la Gran Guerra Patria. En virtud de ello el “Centro obrero” logró funcionar con éxito de 1974 a 1981.

Para los inicios de los ochenta los activistas del “Centro obrero” habían establecido vínculos ilegales con sus correligionarios de muchas ciudades de la URSS, desde Moscú hasta Tiumén. Se planteó la cuestión de establecer una ilegal organización revolucionaria marxista que habría sido llamada “El partido de la dictadura del proletariado”. Para aquel tiempo el número de los activistas clandestinos del “Centro obrero” montó a algunas centenas de personas.

En 1976 los líderes del “Centro obrero” escribieron “El manifiesto del movimiento revolucionario comunista” en donde se decía, entre otras cosas:

“El golpe contrarrevolucionario en la URSS ocurrió tan silenciosamente y del modo tan inesperado que nadie logró percibirlo. La administración que hoy en día rige en la URSS dictatorialmente, a lo largo de décadas ha logrado hacerse pasar por una regencia marxista-leninista y les sigue tomar el pelo a los obreros con su juego a democracia. Incluso el movimiento comunista internacional en su mayoría está lejos de una justa evaluación marxista de lo que sucede en Rusia. Pero el golpe contrarrevolucionario sí ocurrió, por lo tanto lo primero que debemos hacer es constatar el hecho mismo del golpe.

En 1961 en el Programa del PCUS y más tarde en la Constitución de 1977 las tareas de la dictadura del proletariado se consideraron cumplidas y la Unión Soviética fue declarada el Estado de todo el pueblo. Pero los marxistas de todos los tiempos sabían y saben que hasta que el proletariado que venció no logre prescindir del Estado completamente, este Estado no puede ser algo otro que la dictadura revolucionaria del proletariado.”

Los activistas del “Centro obrero” invitaban a estudiar esmeradamente la experiencia de la China comunista: “La política del “Gran Salto” fue un intento de incentivar la iniciativa de las masas, despertar entre ellas una actitud consciente hacia los acontecimientos, por un camino relativamente “pacífico”. […] La Revolución Cultural fue un llamamiento directo a la represión de la burocracia cuajada, un intento de demostrarles a las masas con hechos crueles lo que ellas son el dueño máximo del país, lo que ellas son omnipotentes en sus acciones colectivas. La muerte de Mao significó para China, al igual que la muerte de Stalin para la URSS, que la dictadura del proletariado se acabó”.

Anuncios

22 pensamientos en “El vedado marxismo en la URSS

  1. istvan abril 28, 2014 en 7:15 pm Reply

    Bersegio:
    ¿Por qué no colabora con la blogófera cubana publicando artículos como este en la joven cuba o en elcolimador. Estos sucesos son desconocidos para la mayoría de los cubanos que no saben quién fue realmente Nikita Jruschov y todos los embustes que diseminó en el mundo con su infame documento “sobre el culto a la personalidad”.

    • Bersergio abril 28, 2014 en 10:14 pm Reply

      ==¿Por qué no colabora…==
      Bueno, en el ruso hay el proverbio “en el convento ajeno no vienen con su propio estatuto”. Aunque Cuba no es ningún “convento ajeno” para mí, así como toda esa invención burguesa de nacionalidades me da risa, pero no obstante… Primero, mi español “descapacitado”, habrá que editarlo, precisar a veces qué yo quiería decir etc. Segundo, temas escogidas – no sé a quienes van a interesar las cosas que me interesan a mí – la cuestión de la demanda, digamos así. Tercero, la actitud cubana alerta y escéptica (y a menudo no sin razones, añadiría yo) hacia extranjeros con sus prédicas.
      Así que si alguien toma algo de mis notas marginales o quiere informarse de algunos aspectos históricos etc., los cuales yo podría conocer mejor por ser rusoparlante, o consultar sobre ellos – “siempre estoy listo”, como decían los pioneros soviéticos, para prestar mi auyda virtual modesta.

      ==quién fue realmente Nikita Jruschov==
      Varias caras tenía, como todos. Fue un amigo sincero de Cuba y de Fidel, eso sí, aunque a su son, pero a mi juicio, fue él a quien completamente pueden referirse las palabras del Che “de nuestros amigos me guarde Dios, que de los enemigos me guardo yo”. En cuanto a su informe en el XX Congreso – sabes, hoy en día algunos historiadores y publicistas en Rusia sostienen que aquel papelucho suyo fue 100% mentira y tergiversación. Supongo que exageran, un 5-10% de verdad debía de haber allí, pero cuando se lee que “Stalin planeaba operativos militares por su globo terráqueo” etc. por el estilo, no sé, para quienes él decía eso, ya que en la sala estuvieron sentados entre otros los generales quienes perfectamente comprendían todo el desatino de tales parrafadas. Ni hablar de aquella historia turbia cómo ese informe llego al Occidente.

      A propósito, Istvan, ¿tú tienes alguna presencia en la red (me refiero a la bitácora)?
      Saludos

      • istvan abril 29, 2014 en 6:33 pm Reply

        Bersergio:
        Su español se entiende bastante bien. “no sé a quienes van a interesar las cosas que me interesan a mí”. A mí me interesan, y supongo que a todo socialista le interesará. Ya le dije, sobre el derrumbe de la URSS se ha especulado mucho y la hipótesis que desgraciadamente ha triunfado es la inviabilidad del comunismo, la imposibilidad de llevarse a cabo. Yo me pregunto: ¿Cómo puede ser inviable el socialismo si la unión soviética alcanzó niveles elevadísimos de desarrollo como nunca? Fue el socialismo quien derrotó al fascismo, fue el socialismo quien puso el primer satélite en el espacio y luego al primer hombre. Está claro que la hipótesis de la inviabilidad del socialismo no está bien fundamentada. Y usted, por ser rusoparlante, podría arrojar un poco de luz. No obstante, respeto su decisión, o indecisión. Al menos, siempre que la situación lo amerite, participe en la blogósfera cubana. Y no se preocupe por los “nacionalistas”, ellos solo usan la nacionalidad como arma para atacar a todo aquel extranjero que defienda la revolución cubana.
        “En cuanto a su informe en el XX Congreso – sabes, hoy en día algunos historiadores y publicistas en Rusia sostienen que aquel papelucho suyo fue 100% mentira y tergiversación.”
        No solo historiadores Rusos. Yo tengo escritos de investigadores de diferentes países que lo afirman. Son los siguientes:
        -Carlos Hermida Revillas (académico Español): “Cuestiones de Stalin”Grover Furr (historiador estadounidense): “El Discurso del Anticomunismo”; “Stalin y la Lucha por la Reforma Democrática”
        -Enver Hoxa: “Con Stalin”
        -Mijail Kilev: “Informe-secreto-de-Jruschov”
        -Wilf Dixon: “La verdad sobre Stalin”
        -Ludo Martens: “Otra mirada sobre Stalin”
        -Mario Sousa: “Mentiras sobre la historia de la Unión Soviética”
        -Bill Bland: “Stalin y el culto a la personalidad”

        Además, las Memorias y reflexiones del mariscal Zhukov (la versión publicada en Cuba en 1974 más o menos) desmienten al informe secreto en algunas cosas por no decir en todas. Por ejemplo: Zhukov desmiente que Stalin usara un globo terráqueo para dirigir las acciones combativas del ejército rojo y ofrece un buen criterio de Stalin en cuanto a su capacidad para dirigir la guerra.
        Dato curioso: Un cubano de Nick Rubiera, radicado creo en Alemania, se dio a la tarea de comparar el contenido de la versión publicada en Cuba en 1974 y la versión de 1990, publicada por Editorial Progreso y descubrió adiciones de texto y alteraciones en la versión de 1990 (en plena Perestroika): http://www.rebeldemule.org/foro/biblioteca/tema5461.html
        Nikita Jruschov culpó a Stalin de todos los fusilamientos pero él personalmente firmó órdenes de fusilamientos. Son muchas cosas que demasiado extensas para abordarlas en un comentario.
        No tengo una bitácora. Soy de los internautas pasivos que prefieren participar en los sitios pero no tienen ninguno. Tal vez en un futuro no muy lejano.
        Un saludo.

        • Bersergio abril 30, 2014 en 12:14 am Reply

          Istvan, y ¿qué fue la razón de que cambiaste el tuteo por el ustedeo? 🙂 Espero que entiendes que mi “tú” no tiene nada que ver con una falta de respeto, ad hoc. Pero si prefieres ustedear, no tengo nada en contra, sólo que esto me parece como algo enajenado.

          ==Y usted, por ser rusoparlante, podría arrojar un poco de luz.==
          Confío en que podré. Al mismo tiempo, tengo otro “proyecto” paralelo que me parece ser más “pertitente”: presentarle al público rusoparlante algunos aspectos interesantes de la vida real y ideológica latinoamericana para que se entienda que Abya Yala no está tan lejos de Siberia como puede parecer. Por cuanto entiendo (y tradujo, respectivamente) español algo mejor que escribo en él 🙂

          ==Yo tengo escritos de investigadores de diferentes países==
          Compara con los míos :)Y sobre Carlos Hermida Revillas hemos hablado hace poco aquí. Pero a Mijail Kilev no lo leía hasta ahora, gracias por el enlace, tendré que enterarme de sus argumentaciones y conclusiones.

          ==las Memorias y reflexiones del mariscal Zhukov==
          Eso fue evidente con el globo terráqueo etc., pero hay razónes para suponer que Zhukov tampoco fue del todo sincero en sus memorias. Algunos suponen que, con todos sus méritos, tambíen entrañaba algo “bonapartiano”.

          ==alteraciones en la versión de 1990 (en plena Perestroika)==
          Ni siquiera quiero hablar de aquel período con todas sus “alteraciones”: ahora lo veo como una bacanal continua de las mentiras más absurdas y una demencia masiva. No voy a negar, yo tambíen fue una víctima de ella(s). Y mil veces tuvo razón Fidel cuando salvó a Cuba de esos torrentes de mier… libertad de expresión bien pagada. A propósito, dicen que el inefable Andrés Oppenheimer en su “La hora final de Castro” (1993) se precipitó incautamente al describir algunos pormenores de cómo y a cuánto Jorge Mas Canosa se comraba entonces a ciertos periodistas moscovitas: de paso, resultaba no tan caro, un motor de lancha bastaba a veces. Es una lástima que hasta hora no haya logrado hallar este panfleto en la red.

          ==Nikita Jruschov culpó a Stalin de todos los fusilamientos pero él personalmente firmó órdenes de fusilamientos.==
          Todo esto se le viene presentando al lector occidental “poco informado” como actos voluntaristas al estilo: Stalin se despierta por la mañana y se piensa “¿A quién me voy a fusilar ahora?” Mientras que, por lo que sé, eso no eran más que sus “obligaciones de servicio” burocráticos: te traen los autos definitivos del ógrano supremo judicial y sólo puedes/debes refrendarlos o, en ciertos casos, amnistiar a algunas personas (lo que Stalin hacía más que una vez, respecto a quienes conocía personalmente). Pero hay una “pequeña” diferencia a este respecto entre Stalin y Jruschov: el primero no pedía al segundo aumentar las “cuotas a fusilar”, para mostrarle su celo en la busqueda de enemigos reales y imaginarios. Según una leyenda, Stalin incluso le respondió una vez a Jruschov con motivo de su esmero desmesurado: “¡Cálmate ya, tú pendejo!”

          Y una pregunta fuera del tema: Istvan, ¿puedes explicar me qué significan las frases/palabras cubanas: 1) pillín 2) le ronca el merequete 3) gandinga 4) pintar un farol? Gracias de antemano y saludos

          • istvan abril 30, 2014 en 4:16 pm

            ¿qué fue la razón de que cambiaste el tuteo por el ustedeo?

            Ninguna razón en especial. Por costumbre utilizo el usted, siempre que entablo una conversación con alguien que no conozco personalmente, sobre todo si es por internet. Siempre espero que sea mi interlocutor el que me autorice a tutearlo. Los cubanos somos personas muy sociables y tratamos a los desconocidos como si lo conociéramos de toda una vida. Nos tratamos con mucha confianza y diafanidad. Pero sabemos que en otras culturas las relaciones interpersonales son más protocolares. Incluso utilizo el usted en elcolimador y Ruslán ya me dijo que lo tuteara. Si tú me permites tutearte, perfecto !!!
            Tenemos casi los mismos autores que desmienten algunos mitos sobre Stalin. Me faltaba “Misión en Moscú”. Ya había leído alguna referencia de “Misión en Moscú” a través del artículo de Bill Bland: “Stalin y el culto a la personalidad”. Lamentablemente no existe una versión en español de esta obra. El link que pusiste sobre Carlos Hermidas me envía a un artículo sobre las recientes revelaciones de la red Zunzuneo, la subversión en Cuba y un tal Milton friedman.
            Y una pregunta fuera del tema: Istvan, ¿puedes explicar me qué significan las frases/palabras cubanas:
            1) Pillín: diminutivo de pillo= astuto= listo etc.
            2) le ronca el merequeté: Es una expresión que utilizamos los cubanos cuando algo nos molesta o perjudica, por ejemplo: cuando ocurre un apagón, cuando los precios de los alimentos están super elevados y no nos alcanza el dinero ahí exclamamos: ¡Le ronca el merequeté! O ¡Le zumba el mango! Estas expresiones no tienen un significado coherente.
            3) gandinga: Tripa, estómago, vísceras. Los cubanos lo usamos de la siguiente manera: “Hay que tener gandinga para estar con esa mujer” Es lo mismo que decir que hay que tener fuerza de voluntad.
            4) pintar un farol: Hacerse el gracioso con una persona, provocar a una persona. Buscarle las cuatro patas al gato.
            Saludos.

        • Bersergio mayo 21, 2014 en 1:12 am Reply

          ==Nos tratamos con mucha confianza y diafanidad…==
          Bueno, en mi caso, parece que ese tratamiento vuestro me ha resultado no sólo envidiable sino contagioso tambíen 🙂

          ==El link que pusiste sobre Carlos Hermidas me envía a un artículo…==
          Quise decir que habíamos hablado sobre Carlos Hermida en los comentarios a este artículo con el forista “quevuelvalaurss”.

          Muchísimas gracias a tí para tu lección de la jerga cubana, ahora me ha venido en gana de conocer el orígen de estos “merequeté” y “farol”, cómo surgieron y por qúe. Lo que “no tienen un significado coherente”, lo entiendo de tal modo que “será bastante difícil explicarle los significados de esas expresiones a un extranjero” o como “su orígen ya se perdió en las tinieblas de los siglos”, ¿tengo razón? Además, Istvan, ¿puedes explicarme dos cosas más?:
          1) ¿Qué significa “hacer champola”?
          2) En “El colimador” dices: “Y para hacer la imagen más repugnante el compañero Dagoberto habla de “leche” y “pescado”, Puaf!!! Vade retro maldito doble sentido”. Bueno, ese doble sentido de “leche” lo entiendo, pero el de “pescado” – ¿lo mismo que el de “bollo”, “guayaba” etc. o no?
          Algo incómodo es para mí importunarte con estas preguntas lingüisticas eternas, así que te pido perdón de antemano. A propósito, ¿sabes, cuál es la palabra cubana más difícil y misteriosa para mí? – “Comprometido”. Pero aquí creo que ningunas explicaciones me ayudarán, aquí simplemente hay que “degustar”la en variosísimos contextos. Me interesa, el uso de esta palabra, digamos, en el sentido “comprometido con la Revolución” – ¿es eso algo puramente cubano o “normal español” (RAE me hace suponer lo primero)?
          Saludos

  2. istvan abril 28, 2014 en 7:24 pm Reply

    Muchos cubanos desconocemos la desviación que estaba sufriendo el comunismo en la URSS y que su devacle se debe en gran medida a los revisionistas desde Jruschov hasta yelsin. Ya es hora de que el mito del stalinismo brutal llegue a su fin.

    • Bersergio abril 28, 2014 en 10:14 pm Reply

      ==Muchos cubanos desconocemos==
      Eso es perdonable, ya que muchísimos soviéticos la desconocían, en todos los sentidos (no digo “desconocíamos” ya que soy de otra generación). Qué hacer, el búho de Minerva siempre despliega sus alas sólo al anochecer.
      No creo que Yeltsin fuera un revisionista: a mi parecer, Jruschov, por lo menos, fue sincero en su idio… revisionismo, mientras que aquél no fue más que un conformista banal.

      ==que el mito del stalinismo brutal llegue a su fin==
      Mira, si este mito llega a su fin, la gente empezarán a interesarse activamente por las experiencias soviéticas “stalinistas”, descontadas las durezas de aquel tiempo y otras circunstancias históricas excepcionales, por consiguiente, comprenderán que un mundo diferente es más que viable etc. etc. ¿Y para qué lo necesitamos nosotros, los beneficiarios de los órdenes vigentes? para ser arrojados al vertedero histórico? ¡Solavaya! : )

      • istvan abril 29, 2014 en 6:52 pm Reply

        Si el mito llega a su fin…¡¡¡perfecto!!! Sería el comienzo de la verdad objetiva y transparente y no el oscurantismo de la propaganda anticomunista. Creo que la figura de Stalin (yo no lo conozco por entero) y de la URSS merecen una justa valoración que no es la que se tiene actualmente. La URSS que nos pintó el capitalismo, está muy lejos de ser la verdadera. No creo que saber la verdad signifique volver al stalinismo (La noción que tengo de stalinismo es: muerte de millones de rusos, opresión, pobreza, hambrunas, desastre).
        ¿Y para qué lo necesitamos nosotros, los beneficiarios de los órdenes vigentes? No entiendo tu pregunta ¿Eres beneficiario del capitalismo, o es un sarcasmo?
        saludos

        • Bersergio abril 30, 2014 en 12:15 am Reply

          ==yo no lo conozco por entero==
          Yo tampoco, claro está.

          ==No creo que saber la verdad signifique volver al stalinismo (La noción que tengo de stalinismo es: muerte de millones de rusos, opresión, pobreza, hambrunas, desastre)?==
          Ya desde la universidad se me grabó en la memoria la frase de Séneca: “Nemo nostrum idem est in senectute, qui fuit iuvenis, nemo est mane, qui fuit pridie. Hoc est quod ait Heraclitus: in idem flumen bis non descendimus, manet idem fluminis nomen, aqua transmissa est”. Es decir, nunca podremos bañarnos dos veces en un mismo río (algunos sostienen que ni siquiera una sola vez podremos hacerlo). Esto fue al respecto de “volver al stalinismo”. Y en cuanto a la noción mencionada: todo eso es tan sólo una parte de verdad, pero a veces una semiverdad puede sentar peor que pura mentira. Una mentira se la puede desmentir, mientras que una semiverdad hay que contextualizar y complementarla, lo que es más difícil, como regla.

          ==¿Eres beneficiario del capitalismo, o es un sarcasmo?==
          Fue algo así como un sarcasmo, o simplemente un recurso estilístico, cuando se habla en nombre de otros personajes. Pues, en comparación con un habitante de Rwanda, creo que soy algo más beneficiario que él (si bien no tanto del capitalismo, cuanto del oleoducto), en comparación con un capitalista – a duras penas (esto de nuevo ha sido un recurso estilístico que quiere decir “no” 🙂 ) ¿Cómo yo puedo ser beneficiario del capitalismo cuando ni siquiera tengo un capital (en el sentido marxista)?

          A propósito, eso es correcto que precisas si yo quería decir tal o cual cosa o no. Pues, simplemente me crispa que no puedo hablar con la misma desenvoltura que tengo con el idioma ruso: eso es como correr con muletas, siempre se quiere arrojarlas y por eso a veces se cae con el hocico en el barro 🙂 Así que cuando te parezca que he dicho una tontería inadecuada, con una propabilidad de 99% quería decir algo diferente.
          Un saludo

  3. istvan abril 28, 2014 en 7:35 pm Reply

    Muchos cubanos no conocemos que en la URSS se estaba luchando por corregir el camino del comunismo y que este fracasó en gran medida por la traisión de los revisionistas, desde Jruschov hasta Yelsin.

    • Bersergio abril 28, 2014 en 10:14 pm Reply

      Los gobernadores rusos, aunque sean georgianos, siempre tenían el mismo problema: no lograban resolver la cuestión de continuidad del poder. A propósito, muchos oían sobre el llamado “testamento de Lenin” – me interesa, a cuántos de ellos se les ocurría que Stalin, quien estuvo enfermo durante casi dos años antes de su muerte, si mal no recuerdo (aunque hay muchas razones para no considerarla una “muerte”), pues, que él también debía de haber redactado algo así como un testamento político. Algunos dicen que ya nunca lo sabremos, porque Jruschov & Co lo “limpiaron” todo ya en 1953 y más tarde, pero no obstante, quizás podríamos enterarnos de algo a partir del “archivo personal” de Stalin. Sí, tal vez hubieramos podido, si éste con otros documentos históricos no hubiera sido entregado en 2008 a la Universidad de Yale (sic!), USA. Ahora está digitalizado como “Stalin Digital Archive” en http://www.stalindigitalarchive.com/frontend/, pero ya por dinero, con permisiones, copyright etc. Sin embargo, aun estas barreras no son lo más importante, lo principal es que en la época cuando muchos hablan en serio de armas psico-hisóricas, “las llaves” de la “ciudadela ideológica” se las entregan a los que la están asediando. Así que finita la historia real, vamos a comernos “nuestro” pop-corn ideológico genéticamente modificado, en un mundo del espectáculo total.

      • istvan abril 29, 2014 en 7:09 pm Reply

        Mijail Kilev en “Informe-secreto-de-Jruschov” analiza objetivamente y sin pasiones desenfrenadas (así lo vi yo) la supuesta autenticidad de la carta testamento de lenin. La comparación con otras cartas y el hecho de que Lenin confiara en que fuera Stalin el encargado de velar su medicción, me hizo dudar. Además, según Kilev, la carta fue mecanografiada.

        • Bersergio mayo 2, 2014 en 6:57 pm Reply

          He leído dos primeros capítulos hasta ahora. Bueno, qué puedo decir… Estoy de acuerdo con muchos conclusiones y enfoques, pero debo reconocer que desde la óptica puramente historiográfica el dicho libro me parece “no tan fuerte”. Entiendo, por supuesto, que fue 1998 o algo así cuando Kilev lo escribía, además creo que le faltaba el acceso a los archivos soviéticos, pero, desde estas alturas del día de hoy, en vista de que ya tenemos muchos trabajos de historiadores rusos sobre este tema, el libro de M.Kilev me pareció un poco publicístico. Pero como una introducción al tema se lo pudiera recomendar.
          A propósito, ¿no leiste en español u otro idioma las charlas de Felix Chúyev con Molotov y con Kaganovich (se las puede considerar como sus memorias sendas sui géneris)? Me parecen ser muy valiosas como fuentes de informaciones (si se las lee “entre las líneas”, aquí descifrando, allí descontando etc.). Venían anotadas en los setenta, es decir antes de la perestroika y por eso sin gran deseo sensacionalista barato. Molotov, por ejemplo, dice allí ciertas cosas sobre Jruschov que a mi parecer esclarecen muchos porqués.
          Saludos

          • istvan mayo 28, 2014 en 3:21 am

            ¿no leiste en español u otro idioma las charlas de Felix Chúyev con Molotov y con Kaganovich (se las puede considerar como sus memorias sendas sui géneris)?

            No lo he leído y no conozco otro idioma. el ingles lo leo con mucho trabajo y casi siempre con un diccionario a mano. Como ya te dije de este lado del mundo, muchas cosas no se conocen.

  4. istvan abril 29, 2014 en 7:20 pm Reply

    ¿El archivo personal de Stalin fue entregado a la universidad de Yale? ¿Por qué ceder documentos históricos al adversario durante el comunismo y ahora en el capitalismo? ¿A cambio de qué Rusia regaló esos documentos?

    • Bersergio abril 30, 2014 en 12:16 am Reply

      ¿Cómo es “durante el comunismo”? Se trata del año 2008…

      ==¿A cambio de qué Rusia regaló esos documentos?==
      ¡Quisiera yo saberlo! Bueno, no creo que fue un regalo formalmente, pero por ahora no puedo responder esta pregunta, tengo que indagar un poco más.

      • istvan abril 30, 2014 en 4:49 pm Reply

        En realidad debí decir la noción que TENÍA del Stalinismo. Como has podido ver me dediqué a buscar otras visiones y contrastarlas con las ya pre-establecidas.

        Supuse que era un sarcasmo pero siempre que tengo dudas, pregunto.

        “¿Cómo es “durante el comunismo”? Se trata del año 2008…”

        Cuando escribí: “¿Por qué ceder documentos históricos al adversario durante el comunismo y ahora en el capitalismo?” quise decir que EEUU fue el adversario de Rusia en la era soviética y actualmente continua siendo el adversario de Rusia en la era Post- soviética. EEUU no ve con buenos ojos el protagonismo de Rusia en la esfera política internacional y la recuperación de su status como potencia militar y económica. Ya las contradicciones entre EEUU-Rusia no son ideológicas, sino las contradicciones propias de países capitalistas que luchan por alcanzar la hegemonía mundial. No quiero decir que Rusia se esté convirtiendo en un pais imperialista, sino que EEUU, que sí lo es, no quiere perder su protagonismo mundial. Rusia está ganando protagonismo y eso EEUU lo ve como un peligro.
        Saludos

        • Bersergio mayo 21, 2014 en 1:12 am Reply

          ==las contradicciones propias de países capitalistas que luchan por alcanzar la hegemonía mundial.==
          Me parece que al respecto de “la hegemonía mundial” aquí tuvo lugar una sobrevaloración de las potencias de la Rusia de hoy 🙂

          ==No quiero decir que Rusia se esté convirtiendo en un pais imperialista==
          A algo guevariano me ha olido esta frase, ¿recuerdas aquello de “con eso no quiero demostrar de ningún modo que en la URSS exista el capitalismo. Quiero decir sólo que somos testigos de ciertos fenómenos…”? 🙂 Claro que todavía no está convirtiendo en un país imperialista, en comparación con EEUU. Pero, por supuesto, no porque los capitalistas rusos (en cuanto capitalistas en el siglo XXI pueden tener una nacionalidad en general) sean especiales o “buenos”, sino simplemente porque los imperialistas del primer rango no les permiten por ahora que se hagan imperialistas “acabados”. Además, ciertas idiosincrasias históricas del llamado “capitalismo” ruso también le estorban para hacerse un imperialismo “normal”. Al menos porque los imperialistas normales suelen saquear las colonias mientras que los dizque capitalistas dizque rusos suelen saquear la “metrópoli”.

          • istvan mayo 26, 2014 en 1:03 am

            Tal vez el Che, sabiendo hacia dónde podía ir la URSS, trató de ser diplomático cuando dijo: “con eso no quiero demostrar de ningún modo que en la URSS exista el capitalismo. Quiero decir sólo que somos testigos de ciertos fenómenos…”.
            Lo veo como una alerta. Yo en cambio juzgo por lo poco que leo y veo en tv. El Estado Ruso no parece tener pretenciones imperialistas y hegemónicas, más bien parece que apuesta por la política de cohexitencia pacífica. Y si me pidieras elementos, te pondría los actuales acontecimientos en Ucrania. Si Rusia (el gobierno) tubiera pretenciones imperialistas, no le hubiera pedido a las dos regiones (no recuerdo sus nombres) que se quieren independizar, que esperaran para realizar un refendum. Se ve que a Rusia no le conviene una Ucrania fragnmentada. Rusia condonó a Cuba una buena suma de la dueda que tenemos con ustedes. Eso no lo hace un país con pretenciones imperialistas. Un país imperialista trataría de someternos de alguna forma. Tal vez ceder territorios para bases militares.
            Sería desatroso para este mundo que Rusia o China se volvieran imperialistas. Más bien necesitamos potencias que fomenten las buenas relaciones y equilibren la balanza del Poder hegemónico mundial.
            Saludos

          • Bersergio mayo 29, 2014 en 11:07 pm

            Aunque Fidel dijo que el único “defecto” del Che fue su demasiada sinceridad o la falta de diplomacia a veces, pero estoy completamente de acuerdo contigo en que el Che “trató de ser diplomático” al hablar de germenes del capitalismo en la URSS de los sesenta. Pero al poner lo diplomático aparte y serviéndonos de un enfoque dialéctico, debemos reconocer tambíen que el Che tenía razón al decir que en la URSS no existía el capitalismo. Eso es como con un vaso de té dulce: no se puede decir que no haya azúcar en él, y a la vez no se puede decir que esto es un vaso de azúcar – hasta un cierto límite donde cantidad se transforme en cualidad.

            ==El Estado Ruso… apuesta por la política de cohexitencia pacífica==
            ¿Con los EE.UU. y otros potencias grandes? Claro que sí, a los suicidas aquí los hay como por doquier, más o menos. Pero ningún capitalismo no puede evitar de acabar imperalista y hegemónico, apenas las circunstancias se lo permitan, por ser esto su rasgo inherente. El adagio latino “non progredi est regredi” en el caso del capitalismo podría sonar como “expansión o muerte”.

            ==Si Rusia (el gobierno)==
            Una acotación muy acertada 🙂

            ==Se ve que a Rusia no le conviene una Ucrania fragmentada.==
            Comprendo que muchos en el extranjero quisieran ver a Rusia como un contrapeso al imperialismo estadounidense (lo que ella en cierto grado sí es, a veces), pero yo les recomendaría que no sean demasiado optimistas a este respecto. Aquella URSS que conocían los cubanos, por cierto, no era ni mucho menos ideal en cuanto al “internacionalismo proletario”, pero en comparación con ella la Rusia de hoy es mucho más egoísta (y aquí hasta no se necesita la reserva “el gobierno”, por desgracia). Así que estar más alerta con las interpretaciones de RT 🙂

            ==Rusia condonó a Cuba una buena suma de la dueda que tenemos con ustedes==

            Eso sí, es muy generoso condonar las deudas que uno se ha imaginado él mismo : ) Por lo que yo conozco el tema de la supuesta deuda – bueno, por ejemplo: en 2004 la deuda cubana ante la URSS fue (es decir, fue considerada) 19,5 mil millones de dólares, en 2006 – 22-25 mil millones de dólares (según varias estimaciones), para 2013 montó a 30 mil millones de dólares. Tal parece que la URSS no desapareció sino sigue existiendo y endeudando a Cuba : )
            Y aquí no hablo de Juraguá y otras semejantes violaciones de las obligaciones de contratos (los cítricos en 1991 etc.). Además, las calculaciones de los precios y, respectivamente, las sumas endeudadas me parecen ser bastante capciosas y controvertibles. Dicen que cerca de 10 mil millones de dólares de la deuda cubana ante la URSS fueron por los productos militares soviéticos que provenían de las reservas – no quiero decir que no valían nada pero no fue así que nos quitamos la última camiseta al entregarlos, más bien aquí convendría otro dicho ruso, que es “tómate, Dios, lo que no nos sirve”. Ah, y por poco he olvidado tales “minucias” como a los niños de Chernobyl etc.
            Saludos

  5. istvan abril 29, 2014 en 7:25 pm Reply

    El link a “Informe secreto de Jruschov” de Mijail Kilev aquí: http://old.cjc.es/wp-content/uploads/2012/09/Informe-secreto-de-Jruschov.pdf. Su título verdadero es “Jruschov y la desintegración de la URSS”.
    un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: