Archivos Mensuales: febrero 2014

¿Por qué socialismo?

¿donde esta la prueba cientifica y/o practica de que la colectivizacion funciona mejor que el capitalismo?

Yo he visto muchas pruebas de este índole, en diferentes esferas de vida y ramas de conocimiento (empezando de la biológica-etológica pasando por la psicológica y acabando en la económica). ¿Me permite Usted limitarme a sólo unas pocas en este comentario? : ) El “pequeno” problema consiste en que donde para unos bastan 5 pruebas, para otros y 500 siguen siendo “insuficientes”.

Ante todo, voy a permitirme una breve introducción general. Lo que la colectivización funciona mejor que la anarquía capitalista, lo reconocen (en la práctica) los capitalistas mismos (los que realmente entienden y dirigen los procesos, no estoy hablando de representantes de la etérea y cada vez más efímera combinación llamada “pequeña burguesía” con su horizonte cognitivo de dos dedos). Este “reconocimiento” se llama trusts, corporaciones, transnacionales, economía de escala etc.etc. La única diferencia consiste en los principios, objetivos, métodos y (last but not least :)) beneficiarios de la colectivización.
Un ejemplo simplificado. ¿Cuándo la fábrica de, digamos, GM funcionará más productivamente (pongo aparte su palabra “mejor” para no escribir aquí el cuarto capítulo de “El capital” – aunque esta palabra quizás sea la más problemática): en su estado contemporáneo “colectivizado” o cuando cada filial, taller, brigada etc. se convierta en una autónoma unidad ecónomica y cada obrero va a correr por los talleres intentando vender sus tuercas y pernos y compitiendo de esta manera con otros pequeños vendedores – en el despilfarro de recursos?

Ahora a las pruebas. Hace un rato ya le aduje aquí en LJC algunas cifras y citas respecto a los primeros quinquenios en la URSS de 1929-1956. Para no sobrecargar con cifras, voy a completarlas con breves extractos del informe de Stalin “Balance del primer plan quinquenal”, el 7 de enero de 1933 (presente en la red):

Sigue leyendo

Que siempre viva este país de siguaraya

A veces las palabras más raras comienzan a sonar en la cabeza obsesivamente y se convierten per aspera en una semejanza de música, digamos así. Esta vez mi afección creativa fue provocada por Rouslyn Navia Jordán y su “país de la siguaraya”, por lo que le agradezco mucho. El efecto puede verse abajo. No es más que un esbozo tosco con el barato autoacompañamiento de Casio. La letra, la escribí sólo para poder canturrear algo para sí, no es ninguna pretensión sobre los laureles de Federico García Lorca ni Nicolás Guillén – la cual hubiese sido bastante tonta para un extranjero quien hurga en el español, por ponerlo en ruso llano, una semana menos año. Aunque si algún hispanohablante me señala cuáles lugares son especialmente inadmisibles (ya sea por connotaciones o gramaticalmente), yo le estaría muy reconocido. La videoversión no se compagina muy bien con el texto, es un poco otra concepción.

Música: http://www.goear.com/listen/95003b1/siguaraya-i-contester

Como una vela en el viento
Tan penetrante que violento,
Como una barca en el centro
Del huracán devastador.
 
Que te protejas de enemigos,
Que se les cierren tus abrigos,
Y te amparen contra hostigos –
Para eso invoco a esta flor.
 
Ref: (x2)
La siguaraya, la siguaraya,
Que siempre vive este país de siguaraya,
Que siempre brillen so el sol sus lindas playas
Acariciadas por las ondas de la mar.
Y si te toca dar la última batalla,
Que siguaraya te ayude a triunfar.

Videoversión: