El Che sobre la gran empresa

Del artículo “El Che y la crítica desde el socialismo cubano“, por uno de mis favoritos autores cubanos, Fernando Martínez Heredia [la negrita es mía]:

“[En las URSS de los sesenta] Se produce una lucha continua entre los aparatos centrales y las empresas, dice el Che, porque estas buscan tener metas menores para sobrecumplir fácilmente o no arriesgarse a incumplimientos; su éxito consiste en obtener mayores premios. “Se está estableciendo entre el aparato central y la Empresa una contradicción que no es socialista, una contradicción que atenta contra el desarrollo de la conciencia”. Los dirigentes de empresas socialistas se van convirtiendo así en expertos en engañar al Estado, deformándose como individuos, y ante el obrero la imagen del buen dirigente es la del que “sabe” organizar para “sobrecumplir” siempre. […]

“Che reclama que se eviten excesos en la crítica, y que no se subestimen la capacidad técnica, el empeño y la voluntad de acertar de numerosos involucrados en los países del socialismo europeo. Pero denuncia de manera categórica la apelación a tomar “como arma para luchar contra el capitalismo, las armas del capitalismo”. Las motivaciones de “la sociedad donde la filosofía es la lucha del hombre contra el hombre, de los grupos contra los grupos y la anarquía de la producción” no podrán ser despertadas y utilizadas eficazmente para servir a una sociedad basada en el poder socialista. Esta exige control riguroso y conciente, “la colaboración entre todos los participantes como miembros de una gran empresa (el conjunto de la economía), en vez de ser lobitos entre sí dentro de la construcción del socialismo”.

Opina que en vez de ir al fondo de los problemas, la práctica y el pensamiento de estos socialistas se dejan llevar a la seguridad aparente de acudir a lo ya probado. Las reformas pueden relucir como “descubrimientos” que remediarían la falta de motivaciones suficientes en los actores económicos y lograrían la subordinación de la producción para el consumo a las demandas de sus consumidores, relacionar la rentabilidad con la venta del producto, etcétera. Esos experimentos y ensayos de política económica son, sin embargo, remedos de lo que el capitalismo hace eficazmente, porque lo universaliza y porque corresponde a las relaciones fundamentales de su sistema. Existe una lógica que caracteriza a cada sociedad: si la olvidamos, pagaremos un precio muy caro. […]

“El Che insiste, incansable, en desbaratar la imputación que se hace a sus ideas de mantener un desprecio “idealista” por el interés material, un simplismo que busca devaluarlas y rehuir la discusión. Nadie en sus cabales desconoce la fuerza y el arraigo del interés material, instalado a lo largo de la historia de las sociedades de dominación y multiplicado y refuncionalizado por el capitalismo. La elección está entre utilizarlo llana y acríticamente ―aunque se lamente que sea nocivo—, o utilizarlo como un mal necesario, sin depender de él. Ser creativo desde la situación concreta e inevitable, y organizar un proceso de erradicación paulatina de los comportamientos económicos egoístas e individualistas. Ir forjando otro mundo de actuaciones y valores, que pueda reunir diferentes estímulos, implantar la norma que en nombre del deber social reconoce o reprocha, al mismo tiempo que retribuye o no a partir del grado de cumplimiento, o el estímulo a la capacitación dado por su conversión en requisito para pasar a un nivel superior.”

Anuncios

2 pensamientos en “El Che sobre la gran empresa

  1. Cubanita soy abril 23, 2014 en 8:26 pm Reply

    Gracias por su post sobre la visión económica socialista del Che, es bueno salir de las jornadas y fechas significativas para hablar del pensamiento de Che Guevara, me gustaría compartir con usted un artículos muy interesante que salió en cubahora.cu y de una vez también lo invito a visitar esta revista que en ocasiones aborda mucho el tipo de temas que usted publica http://www.cubahora.cu/sociedad/che-su-herejia-en-la-cuba-de-hoy#.U1hIsm3jG2k

    • Bersergio abril 24, 2014 en 12:51 am Reply

      Hola, Cubanita Eres 🙂
      Verdaderamente, muy estrecho es este mundo: sólo hace poco traduje un artículo de cubahora.cu (“El mundo farmacéutico del siglo XIX desde una botica francesa”, no sé quién lo necesitó aquí en Nizhny Novgorod y para qué, quizás fue algo vinculado con turismo…) y ahora estoy invitado de visitarla por Usted (o tú, siempre me confundo en estas cosas). Gracias por compartir el artículo de María del Carmen Ramón, ha sido provechoso para mí. Asimismo gracias por haber llamado mis notas marginales “un post” 🙂
      En cuanto a “hablar del pensamiento del Che”: a decir verdad, me siento algo flaco por ahora para eso, más bien estoy listo para escuchar que para pontificar. Quizás, cuando haya leído todo el Che que tengo en mi ordenador (y que no tengo, en primer lugar sus discusiones con Carlos Rafael Rodriguez sobre el sistema presupuestario de financimiento etc.)…
      Bueno, un poco respecto al artículo sobre el Che y su herejía en la Cuba de hoy. Allí se plantean algunas preguntas que yo pudiera (tratar de) responder en breves palabras desde mi óptica modesta:

      ==¿cómo están vivos en la Cuba actual su pensamiento económico, antiimperialista y humanista?==
      Por lo que puedo ver, bien está vivo el antiimperialista, no tan bien el humanista y apenas vivo el económico. ¿Me equivoco?

      ==¿de qué manera contagiar a los jóvenes con su herejía?==
      Yo sé la mejor manera de hacerlo, si bien no quisiera recomendarla de ningún modo: “a veces, incluso, medito si no sería mejor que esas nuevas generaciones que nacieron en el socialismo […], se dieran una vueltecita por el capitalismo, para que conozcan el capitalismo: lo egoísta, lo brutal y lo deshumanizada que es la sociedad capitalista” (Fidel, 26 de julio de 1989).
      Por ejemplo, yo, cuando fue joven (es decir, algo más joven), criticaba a Lenin muy fuerte (tanto fuerte cuanto bobamente). Hizo falta un tiempo para recoger algunas observaciones y reflexiones inductivas, de las cuales se inferieron reflexiones del siguiente nivel etc. Afortunadamente, mi ejemplo no es universal.

      ==¿cómo leer al Che?==
      Creo que simplemente leerlo ya sería bueno. Si bien leer y comprender sería mejor 🙂

      ==como dijo el Che, “sin hombres socialistas, no se puede hacer el socialismo”==
      No estoy seguro de que él lo dijera. Es que demasiadas citas ya me las leía, las cuales después se volvían meras patrañas. Así que “prooflink needed”. ¿Quizá, se trata de “El socialismo económico sin moral comunista no me interesa”?

      A veces, cuando leo al Che, me parece que él se equivocaba en ciertas cosas – porque fue demasiado bueno, podemos decir así, “too good to be true”, por cuanto “el leon juzga según su condición”. Hablo aquí de aquellas cosas donde se trata de conciencia, aspectos subjetivos etc. Pero al cabo de unos minutos ya me puede parecer que sí tenía razón, que no es tan simple todo eso “idealismo subjetivo” a la manera latinoamericana. Así es que sigo vacilando como una aguja del oscilógrafo o un asno de Buridán 🙂

      Bueno, espero que el “ruido blanco” de mi español tarado no haya demasiado fuerte como para impedir que se transmita al menos un 90% de mi mensaje original.

      Saludos,
      Sergio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: