The world is changed…

A título del prólogo:

“Esta no es sólo la revolución de la cólera. Es la revolución de la reflexión” (Martí J., 1880).

“Es sorprendente que las leyes básicas de la lógica formal, elaboradas por Aristóteles, se hayan mantenido esencialmente inmutables durante más de dos mil años. En ese período hemos presenciado un proceso continuo de cambio en todas las esferas de la ciencia, la tecnología y el pensamiento. Y, sin embargo, los científicos se han contentado con utilizar básicamente las mismas herramientas metodológicas que utilizaban los escolásticos medievales en los días en que la ciencia estaba todavía al nivel de la alquimia.” (enlace)

Algunos fragmentos de “El imperio mundial y la guerra eterna“, por Nyls Gustavo Ponce Seoane

“El Imperio tiene, por ejemplo, una capital virtual representada simbólicamente por Nueva York […] Sin embargo, su territorio no coincide con el de los Estados Unidos, se ramifica por todo el mundo, aparentemente por distintas jurisdicciones de Estados. En realidad aquellas están subordinadas por la misma lógica, por los mismos intereses, por las mismas leyes – todas ellas mucho más vinculantes que las de los Estados individuales – y por la misma cultura: la de la supersociedad global.”

“Se trata de un grupo inédito y variopinto, en el que confluyen los representantes de los llamados poderes fácticos, independientemente del país en el que ocasionalmente residan por motivos fiscales. Aquí se dan todos los componentes esenciales para que este nuevo poder se afirme y se convierta en definitiva – como sus miembros desean con ansia – en el centro de los grupos económicos, financieros y gubernamentales más importantes, de algunas organizaciones supranacionales y del sistema mediático, también centro del poder militar y de los servicios secretos. Un poder entrelazado, mezclado con presidentes y CEOs (chief executive officiers), de las mega compañías, banqueros centrales y periféricos, y con ellos el cortejo de colaboradores que perciben rentas astronómicas y casi astronómicas: directores de grandes televisoras y medios de comunicación, soberanos y dictadores con sus séquitos – los razonablemente estables y los tolerablemente presentables – dirigentes políticos, actuales y pasados, junto con sus enlaces y asesores, etc., etc., etc.”

“Estamos frente al inicio de una nueva era que da por concluida la de los Estados – nación. Con ella también llega a su fin la época de las democracias occidentales, las construcciones del Estado de Derecho liberal, la dialéctica de los  poderes al interior de cada Estado.”

“La cuestión es que los dueños de las llaves de los medios de comunicación son, por lo general, personas de confianza: no es necesario decirles lo que tienen que comunicar, lo saben de memoria. Han interiorizado las reglas del juego. Ser fiable requiere entrenamiento, constancia. En cada peldaño de la escala jerárquica de la información es necesario probar un total desprecio por la verdad, una disponibilidad total para el engaño, un cinismo a prueba de bomba. Solo así, por lo común, se asciende al peldaño superior.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: