La URSS: viaje de ida y vuelta

Mi resumen del discurso de Mikhaíl Deliaguin (economista y publicista ruso, doctor en ciencias económicas, director del Instituto de los problemas de la globalización) sobre el regreso a la URSS (Hiperenlace a la fuente, en ruso).

Las encuestas en la internet demuestran que la mayoría de los rusos así como los habitantes de otras repúblicas (excepto de las enloquecidas) quisieran regresar a la URSS. Sin embargo, no se puede regresar al pasado y además, si la URSS hubiese sido una sociedad ideal, habríamos seguido viviendo en ella ahora. Pero la URSS tuvo defectos graves que la mataron. […] Un error de Stalin consistió en que el sistema creada por él engendró a Gorbachov, igual que a Jruschov antes de eso. Este sistema no logró reproducirse, sostenerse por sí mismo sin un líder del tamaño de Stalin.

Y la tarea histótica a la que tenemos que encararnos, no consiste en que se vuelva a su niñez, o, para los jóvenes, a la niñez de sus padres y abuelos, sino en trasladar los rasgos positivos de la URSS al futuro. De tal modo que se pueda prescindir del miedo ante el KGB (recuerdo bien ese miedo, aunque ahora entiendo que no hubo tantas cosas por que temer, en efecto). De tal modo que se pueda prescindir del hurgamiento ideológico en los cerebros, de la coacción de la gente a traición. […]

Ahora en Rusia se copia algunas experiencias negativas de la URSS: toman lo que es más simple, más destructivo, lo que se deja integrar con el proyecto neoliberal y que nos mata a todos.

Tendremos que pasar por una crisis sistémica profundísima. “Hemos olvidado a cuál precio nos conseguimos el poder soviético”, me dijo una vez mi madre en los tranquilos años 70 al haber mirado la TV. Y por lo tanto tendremos que pagar este precio una vez más. Pero nuestro futuro sí será una URSS a otro nivel tecnológico, cultural, tal vez ideológico. La gente que ahora pretenden crear en Rusia un Estado nacionalista ruso, intentan hacer de los rusos a unos “infraestonios”. Porque los rusos se identifican no por la sangre, sino por la cultura. Señores, dejen ya de emular con Hitler, éste no lo consiguió y Ustedes no van a conseguirlo tanto menos.

Tendremos que resucitar, rehacer la civilización soviética. Hay un método sencillo para hacer las cosas cualitativamente nuevas. En la técnica, debéis decir: “Miren, este teléfono es más ancho por una media pulgada, nunca hubo tales, es una cosa completamente revolucionaria.” Si queréis hacer algo en principio nuevo en la sociedad, debéis decir: “No hacemos nada nuevo, sino regresamos a nuestras tradiciones, nuestras raíces […]”. Por eso construiremos nuestra sociedad regresando a la civilización soviética, si bien obteniendo un resultado en principio nuevo, ya que las tecnologías son otras y el mundo es otro. Y nosotros mismos somos otros: ya no somos campesinos ni obreros, con algunas excepciones rarísimas.

Por lo tanto creo que nuestro futuro será una URSS nueva, otra, la que tendremos que construir “cubiertos de sangre y pérdidas amargas”. Quisiera que se pueda prescindir de eso, pero el nivel de nuestra degradación es tan bajo que, como lo dijo el aviador legendario A.Maresiev en 1995, los métodos civilizados para sanear todo ESO ya no funcionarán.

Anuncios

2 pensamientos en “La URSS: viaje de ida y vuelta

  1. istvan octubre 13, 2014 en 2:42 pm Reply

    Hola Bersergio:
    Espero que esa URsS que tanto desea tu compatriota Mikhaíl Deliaguin sea marxista- leninista en esencia y esté orientada a lograr la superación de la sociedad capitalista.
    Saludos.

    • Bersergio octubre 13, 2014 en 5:21 pm Reply

      Hola, Istvan.
      Permíteme disentir de ti 🙂 Yo espero que la URSS deseada, llámese ésta como se llame, sea:
      1) “antimarxista” en su esencia social, en aquel sentido de que Marx demostró muy bien porqué “el sistema operativo” actual (aunque cada día menos actual) nos mostraría su “pantalla azul de la muerte”, pero dijo muy poco sobre el sistema venidero, además lo hizo principalmente en el modo negativo (lo que no debe tener este sistema: la alienación, el Estado en su(s) forma(s) de los siglos XVI-XX etc.). A la vez espero que la conciencia de una parte significante (necesaria para prevalecer) de esa URSS por venir sea marxista en su esencia (en el sentido lato, es decir tanto marxiana como hegeliana, gramsciana, leniniana, staliniana, guevariana, maoiana etc. etc.).
      2) una sociedad donde no haya compatriotas en el sentido actual de la palabra (ciudadano de un Estado burgués), sin perjuicio, claro, de las idiosincrasias culturales locales (sino todo lo contrario).
      En cuanto a la superación de la sociedad capitalista, espero que esta superación no se comprenda al estilo jruscheviano, como una carrera por más cebollas o iphones, sino como la superación de las contradicciones intrínsecas del sistema anterior que lo habrán acabado de destrozar/desvigorizar.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: